Cueva del Milodón: legendario sitio que albergó al mamífero gigante, cumple 30 años como Monumento Natural

5 de diciembre de 2023

Ubicada en la Región de Magallanes, el lugar logró su nuevo estatus en 1993, incorporándose al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (Snaspe). En la cueva fueron hallados restos de la especie, la que se extinguió a fines del Pleistoceno.

El milodón (Mylodon darwini) fue una especie de mamífero placentario del orden Pilosa de gran tamaño, que alzcanzaba hasta 2,5 metros y pesaba cerca de 3 toneladas. Pariente de los actuales perezosos, armadillos y osos hormigueros, habitó laderas boscosas de los cerros patagónicos, principalmente la zona sur de Sudamérica, entre Argentina y Chile, probablemente, a fines del Pleistoceno.

Su nombre se lo debe al biólogo y paleontólogo británico Richard Owen, quien ideó su nombre sobre la base de un maxilar inferior casi completo con molares incluidos, el cual había sido encontrado por Charles Darwin en 1832 durante el segunda viaje del HMS Beagle. Owen utilizó los términos griegos mylos (moler) y odon (diente).

En 1896, en la provincia de Última Esperanza, Región de Magallanes, el colono y explorador alemán Hermann Eberhard junto a un grupo de colaboradores, descubrieron restos de piel y huesos de milodón en excelente estado (posteriormente se determinó que tenían 10.000 años de antigüedad) al interior de una cueva de grandes proporciones, a la que bautizaron la Cueva del Milodón.

Poco después el geólogo y geógrafo sueco Otto Nordenskjöld, encontró más restos en el mismo lugar. Este último fue el que divulgó la noticia en Europa y el resto del mundo, cautivando de inmediato a la comunidad científica.

Fue así como en 1993, hace exactos 30 años, la emblemática e icónica cueva asociada a la especie fue declarada Monumento Natural. “En 1993 fue decretada como tal, mediante el decreto 359, incorporándose como Monumento Natural Cueva del Milodón al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (Snaspe), con una superficie de 189,5 hectáreas”, explican desde la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

La Cueva del Milodón está conformada por tres cuevas (la más grande es la más conocida y visitada), además del conglomerado rocoso del lago Sofía, del cual forma parte la Silla del Diablo.

La zona estuvo cubierta de hielo durante la última expansión del glaciar cuaternario, hielo que fue retirándose progresivamente hace unos 20.000 años, dando paso a un paleolago. Su fuerte oleaje habría erosionado el lugar dando origen a la cueva.

Respecto a la extinción del milodón, aún no existe claridad absoluta sobre los motivos, sin embargo, existen cuatro teorías: cambio climático, el que redujo la vegetación de la que se alimentaba, que haya sido cazado hasta desaparecer, actividad volcánica y finalmente, que las tres teorías se hayan combinado entre sí.

La Cueva del Milodón, también llamada Gruta Eberhand, hoy es un punto de atracción y turismo imperdible en la zona austral de Chile, superando los 100 mil viistantes anuales. Además, se encuentra solo 60 km al sur del Parque Nacional Torres del Paine (25 km de Puerto Natales).

Mide más de 80 metros de longitud, 200 de profundidad y 30 de alto, y en su entrada, se encuentra una réplica del milodón, además de un museo con la historia paleontológica del lugar y la especie.

El lugar destaca también por la protección de distintas especies de fauna, principalmente mamíferos, tales como, “zorro culpeo, zorro gris, quique, puma, gato montés y chingue. Entre las aves el carancho, águila, aguilucho, cernícalo, vari, tiuque, tucúquere, tordo, carpintero, cachaña, zorzal, loica, pitio, chincol, rayadito y cóndor. En cuanto a flora predominan bosques de lenga, coigüe y ñire, arbustos como leña dura, chaura, ciruelillo, calafate, michay, siete camisas, romerillo, murtilla y senecio”, señala Conaf.

También cuenta con el sendero interpretativo Cueva Grande y un sendero de excursión que conecta prácticamente todos los atractivos turísticos de este Monumento Natural.

¿Cómo llegar? Se puede acceder siguiendo la Ruta 9 Norte (Puerto Natales-Bories) por 17 km desde la ciudad de Puerto Natales, hasta llegar a la bifurcación Milodón-Cerro Castillo, desde este punto se recorren 8 km de la Ruta Y-290 que finaliza en el estacionamiento y portería del Monumento Natural. O bien por la ruta que une Puerto Prat y Puerto Consuelo. La entrada es liberada para niños de 11 años y menos, y adultos mayores, adolescentes de 12 a 17 años $2.500, adultos $4.500. Abierto de lunes a domingo de 8:00 a 18:00.